Caballete de pintura

Más vendidos: 

El caballete de pintura o caballete para pintar cuadros es una estructura, generalmente de madera, que se utiliza para que los artistas puedan sujetar el lienzo de manera cómoda, y así puedan pintar usando ambas manos. Básicamente es un artilugio para sujetar el lienzo. Ya sea como soporte para pintar o por simple exposición, lo imprescindible del caballete es innegable, y aunque sabemos que la tentación de lo barato es fuerte, mas vale bueno y caro que barato y doble… También disponemos de lienzos de pintor y caballete pintura barato. 

pinturaoleo.es caballetes

Tipos de caballetes de pintura en venta

Hemos separado los caballetes de pintura por tipos para que te resulta más sencillo encontrar el que buscas, ya sea un caballete trípode, un caballete de estudio, uno de sobremesa o un caballete plegable de iniciación.

Ofertas destacadas

Última actualización:

Trípode de pintura

El trípode de pintura es básicamente un caballete de principiantes o nivel medio compuesto por una estructura de 3 patas, existen de gamas de precios que oscilan entre 20 y 80 euros los más profesionales, si eres estudiante o quieres empezar en las bellas artes, un trípode de pintura es lo que necesitas. Haga clic en la imagen para entrar a la categoría.

Caballete de estudio

El caballete de estudio es un tipo de caballete para pintar destinado a personas con proyección en las bellas artes, es decir, es un caballete profesional y terriblemente bueno, pero de nada te sirve gastar 200 euros si no vas a sacarle partido, por lo que si eres un pintor o galerista un caballete de estudio es lo que necesitas. Haga clic en la imagen para entrar a la categoría.

Caballete de sobremesa

Los caballetes de sobremesa o de tipo atril son caballetes pensados para pintar sentados, apoyados encima de una mesa, estos caballetes están diseñados para pintar cuadros de más bien pequeños o incluso medianos, no siendo aptos en todo caso para obras de más de 70cm de alto. Haga clic en la imagen para entrar a la categoría.

Caballete de campo

Los caballetes de campo son caballetes diseñados para poder transportarse fácil, pues su finalidad es pintar fuera del estudio, ya sea en la playa, montaña o en cualquier lugar. Debido a esto, están construidos de tal forma que puedan ser muy plegables y ligeros, sin perder robustez y capacidad de sujetar el lienzo.

¿Cómo elegir un caballete para pintar?

Si hablamos de calidad, profesionalidad y dedicación, los caballetes mabef son la marca que buscas. Mabef lleva más de 90 años fabricando, diseñando y construyendo caballetes trípode, profesionales, de mesa y un sin fin de tipos para que pintar sea una autentica delicia. Su fabricación principalmente en madera de haya y esta empresa familiar ha sabido llevar la tradición y el saber a otro nivel. Si buscas elegir un caballete para pintar en este vídeo se te aclararán todas tus dudas.

Diferencias entre caballetes de madera o de aluminio

Cada uno tiene sus ventajas, el caballete de madera es el caballete de oleo por excelencia, el de toda la vida, el caballete mejor desarrollado y el que mejores resultados te dará ya que hay infinidad de modelos y marcas desarrollando caballetes con este material, por lo que si buscas la máxima calidad en cuanto a caballetes, debes elegir uno de madera.

En contraposición, el caballete de aluminio estaría indicado para personas que se van a iniciar en la pintura, que no saben si le gustará y no quieren gastarse mucho dinero. Las ventajas de este caballete no son muchas, a destacar el precio, por lo demás es un caballete de pintura de baja calidad.

Diferencias entre caballete de atril y caballete trípode.

El caballete tipo atril o caballete de mesa es perfecto para pintar cuadros de unas dimensiones pequeñas, debido a que pintaremos en una posición sentada y nos será difícil ejecutar una buena técnica con cuadros de un tamaño elevado.

El caballete tipo trípode, sin embargo, está diseñado para pintar de pie, es el caballete por excelencia, ya que en el se han pintado las mayores obras artísticas. Las ventajas de estos caballetes es su capacidad de pintar cuadros más grandes mientras que su desventaja más clara es que pintaremos de pie, con el cansancio que ello conlleva.

¿Qué caballete de pintura compro?, ¿Cuál es mejor?

Como en todas las áreas del arte no existe nada mejor ni peor, existen necesidades del usuario. Si lo que necesitas es un caballete para pintar cuadros mas bien pequeños y te gusta pintar sentado, necesitas un caballete de mesa o atril, mientras que si lo que quieres es hacer un cuadro grande o ya estás acostumbrado a los caballetes de estudio profesionales, usted necesita uno así. Si lo que busca es pintar de manera esporádica pero con buen soporte usted necesita un caballete trípode, mientras que si pretende iniciarse pero no sabe si le gustará un caballete plegable es su opción más óptima.

En cualquier caso, y como conclusión: Compre siempre aquello que se ajuste a sus necesidades y que pueda sacarle el máximo provecho. De nada sirve comprar un caballete de estudio y gastarse un «dineral» si usted solo pinta de manera esporádica y por hobbie. Obviamente un caballete de estudio tendrá unas cualidades y calidades mucho superiores. En definitiva elija en base a sus necesidades y a su presupuesto.

Características de un buen caballete de pintura

Comprar un caballete de pintura es una decisión que no hay que tomarse a la ligera, ya que a no ser que optes por comprar un caballete trípode cuyo precio ronda los 30-50 euros la mayoría de modelos suelen tener precios que oscilan entre 90 hasta 500 euros o incluso más dependiendo de el lienzo máximo soportado, su robustez, su mecanismo de cremallera (manual o eléctrico), su construcción, e incluso su marca. Las principales características son:

  • Resistente
  • Material adecuado
  • Estable
  • Cómodo

Aunque la idea de fabricar un caballete de pintura suele ser a priori muy atractiva, es un trabajo arduo y pesado, sobretodo si, como todos deseas fabricar un caballete de estudio ya que suelen estar fabricados con una ingeniería muy precisa, con materiales de primera calidad. Son caballetes de madera de haya rectificada, eléctricos o de manivela, con un tornillo sinfin en su interior que le permite ajustar su posición de una manera muy precisa.

También existen los caballetes trípode de pintura el cual funciona muy bien para un nivel intermedio aunque hay grandes artistas que pintan con él. Su construcción es mucho más sencilla y por eso su precio no es tan elevado. Proporciona un buen soporte para el lienzo, pero tiene limitaciones importantes de ajuste.

Por otro lado nos encontramos con el caballete de sobremesa el cual esta pensado para personas con movilidad reducida, personas con avanzada edad o simplemente para personas que les guste pintar sentados. Suelen estar construidos con muy buenos materiales y acabados, pero tienen una gran limitación y es la capacidad del lienzo ya que suele ser reducida, es decir, con estos caballetes de pintura no vas a poder pintar obras muy grandes.

También tienes que tener en cuenta de que material lo prefieres, aunque por lo general, un caballete de pintura profesional suele centrarse más en una construcción sólida y eficaz que en el propio diseño, teniendo estos caballetes acabados sobrios en barniz mate sin ningún tipo de color.

Conclusión: ¿qué caballete de pintor he de comprar?

Esta pregunta es compleja, pero intentaremos dar una solución que le resulte correcta. En primer lugar debes medir tu pasión, es decir, cuanto te gusta la pintura, tus aspiraciones de futuro, pintas mucho o poco, tienes un espacio habilitado, que tipo de cuadros te gusta pintar, etc.

Nuestra recomendación es muy clara: si para ti la pintura es un hobby al cual no le dedicas mucho tiempo, no necesitas gastarte mucho dinero y nuestra recomendación sería uno de estos 3:

Si por el contrario te gusta mucho pintar, quieres dedicarte a la pintura o pintas cuadros muy grandes, uno de estos 3 caballetes son para ti:

O también puedes navegar por los tipos de caballetes disponibles:

Te puede interesar…

¿Por qué necesito un caballete?

El caballete es una utilidad de arte elemental que, desde hace tiempo, usan los artistas para colorear una obra o para exhibirla. Más allá de que se sugiere su utilización en algún técnica pictórica es fundamentalmente primordial cuando se trabaja con pintura al óleo o acrílico.

Entre los provecho que contribuye la utilización de un caballete recalca que el cuello del artista no se cansará y la inclinación va a ser menor. Además, vas a tener una mejor visión de tu pintura puesto que la miras desde un ángulo de 90 grados, (siempre y cuando elijamos el caballete correcto a nuestra técnica y lo utilizemos y regulemos de la forma correcta)

Cómo escoger un caballete de pintura

Como podemos consultar, entre la enorme oferta de caballetes del mercado logramos hallar toda clase de usos, materiales y formas. Por ese fundamento, se debe tener múltiples conceptos claros en el momento de escoger el caballete que se ajuste a tus pretenciones.

Tenemos la posibilidad de escoger el caballete según su creación (trípode, base cuadrada, …), tenemos la posibilidad de escoger el caballete según donde hayamos ido a utilizarlo (caballete de estudio, caballete para el campo…), tenemos la posibilidad de escoger el caballete de acuerdo con la técnica que hayamos ido a hacer (caballete vertical o caballete que se puede llevar a cabo mesa-horizontal), tenemos la posibilidad de escoger el caballete de acuerdo con la forma de administrar la altura de trabajo (caballete con fijación por presión, caballetes con subida por cremallera, caballetes de manivela y también caballetes eléctricos) y también tenemos la posibilidad de escoger el caballete según el material con el que está constituido (madera o metal).

Tipos de caballetes según su forma:

  • Caballete sólo mástil: Uno de los caballetes más básicos y sencillos que puedes hallar y, por esto, el más accedible. Este caballete es plegable y, por ese fundamento, es muy práctico en el momento de almacenarlo y moverlo. El exclusivo inconveniente que tiene esta clase de caballetes es que no son muy resistentes ni establaes por lo cual puedes tener inconvenientes para fijar lienzos pesados, (están pensados para su uso con lienzos ligeros). Esta clase de caballetes para colorear, son muy prácticos para alumnos o personas que no dispongan de un enorme espacio de trabajo, (sobre todo para colorear en casa)
  • Caballete de trípode: Del mismo modo que el modelo previo, el caballete en trípode, o marco A, se pliega de forma sencilla por lo cual se transporta y almacena con simplicidad. Además, es muy ajustable y su forma encaja muy bien en algún esquina, (es ideal para almacenar plegado detrás de la puerta). Este modelo todavía es accedible pero es más fuerte que el previo y aguanta lienzos de más grande tamaño y peso. De cualquier manera, si lo que deseas es hacer pinturas a enorme escala este caballete se te puede quedar reducido.
  • Caballete con composición en H: Del mismo modo que el previo, este caballete consigue este nombre por su forma. Se compone de una base cuadrado muy fuerte que aguanta bastante peso y un enorme tamaño. Esta tipología tienen la posibilidad de integrar un reducido cajón o bandeja para guardar tus pinturas o pinceles. Este modelo de estudio es el más confiable y permanente de todos, su exclusivo problema es que no es simple de plegar y ocupa bastante espacio pero, si deseas trabajar en un espacio preciso con lienzos enormes es la preferible satisfacción.
  • Caballete de caja o caballete francés: Pensados para colorear al aire libre, estos caballetes aceptan que los artistas trasladen sus utilidades dentro del propio caballete. Así tienen la posibilidad de llevar todo su material a diferentes sitios de una manera simple y práctica.

Tipos de caballetes según su material:

Independientemente de la forma del caballete, además hay que tomar en cuenta el material con el que está fabricado. Si te cuestiones ¿Qué caballete es preferible? No hay una respuesta científica ni una elección precisa y otra errónea, tienes que estudiar las propiedades y elegir que modelo es el que mejor se ajusta a tu trabajo.

  • Caballetes de madera: Generalmente, los caballetes de madera son más resistentes y tienen menos opciones de tambalearse mientras lo usas. Además, acostumbra haber más diversidad tanto de formas como de tamaños en este material.
  • Caballetes de metal: Los caballetes de metal son más rápidos y más prácticos de transportar y guardar que los de madera pero, además son menos resistentes. Por el contrario, al estar fabricados con un material no poroso se limpian de una manera más simple que los de madera.

Tipo de caballete según formato:

  • Caballetes de suelo: En este grupo se tienen dentro la mayoría de los modelos, son los más usados (ya que no requieren de un sustento previo) y sus patas aceptan una enorme seguridad. Por su altura, los caballetes de suelo aceptan más movilidad en el momento de trabajar puesto que se tienen la posibilidad de ubicar en algún parte y puedes utilizarlos tanto sentado como en pie, (según la altura de trabajo que selecciones).
  • Caballetes de sobremesa: Dentro de este segmento de caballete, observamos que los modelos son más chicos que los anteriores y están pensados, como sugiere su nombre, para su utilización sobre una mesa. Por esto, facilita a los artistas detallar un espacio para trabajar sus pinturas en algún parte. Estos son excelentes para los artistas que trabajan con lienzos chicos y también para utilizaros en forma de expositores.

Entre los caballetes de mesa hay múltiples diseños. Por una sección, logramos hallar la gama de caballetes de sobremesa normal: Mini caballetes en caja, con marco H, trípodes etc.

Por otra sección, podemos encontrar los caballetes de sobremesa con pinza. Estos, tienden a ser de metal y son muy servibles para artistas que acostumbran moverse para colorear en diversos estudios o espacios. Estos caballetes tienen una pinza con una manivela que facilita montarlos de forma sencilla en algún área. Son caballetes con un exclusivo mástil, por lo cual son muy prácticos de guardar y mover y no pesan bastante. Además, en contraste con los caballetes de sobremesa chicos, soportan lienzos más pesados y de un tamaño más grande.

Otra de las propiedades a tomar en cuenta en el momento de adquirir un caballete es la utilización que le desees dar: Taller o Exterior. En relación de esto puedes hallar caballetes fijos o portables, como decía, esta tipología va de manera directa relacionada al uso de la utilidad.

Tipos de caballetes en relación del lugar de uso:

  • Caballetes para taller, (fijos): Cuando el artista trabaja siempre desde el mismo lugar, asi sea un estudio o un taller se sugiere comprar un caballete fijo. Más allá de que son utilidades más pesadas y su precio tiende a ser más grande que el de los otros, su robustez hacen que los caballetes fijos sean los más fiables y más prácticos para trabajar.
  • Caballetes portátiles: Suponiendo que el caballete no se utilice siempre exactamente en el mismo sitio, asi sea porque el artista no tiene un taller o porque pinta en la calle, en el campo o inclusive en la playa, es preferible tener un caballete portátil. Estos, son más prácticos de mover puesto que tienden a ser plegables, lo que también, posibilita bastante su almacenado. Hay que tomar en cuenta que los caballetes plegables tienden a ser menos equilibrados pero meritan bastante la pena si necesitas desplazarte con él.

Cabelletes de acuerdo con la técnica que utilices:

Otro de los puntos a tomar en cuenta si deseas adquirir un caballete es la técnica vas a usar. Tienes que comprar un caballete que se ajuste a tus pretenciones. Generalmente, las variedades que podemos encontrar para cada técnica se distinguen en la oportunidad de angulación que ofrezca la sujección del lienzo. Logramos hallar caballetes completamente verticales, con una rápida angulación o, inclusive, que se conviertan en mesa.

  • Caballetes para Óleo y Acrílico: Suponiendo que te dediques a técnicas húmedas espesas de lienzo como tienen la posibilidad de ser la pintura al óleo o el acrílico tienes que usar un caballete que permita, como mínimo, una rápida inclinación.
  • Caballetes para Acuarela: Si la técnica que usas es más aguada, como la acuarela, se sugiere que el caballete usado sea totalmente abatible, hasta clocarse en horizontal. Así tendrás la posibilidad de colorear sobre una área que te va a ayudar a no perder el control de la pintura.
  • Caballete para carboncillo y Pastel: Por sus propiedades, la pintura a pastel no requiere un caballete concreto. En esta clase de técnicas secas algún caballete sería válido, inclusive los que carecen de oportunidad de inclinación.

Tipos de caballetes por su accionamiento:

Cabe resaltar que según su accionamiento un caballete puede ser eléctrico o manual y, dentro de los cursos, puede trabajar con diferentes mecanismos. De esta forma, otro de los parámetros que debemos tomar en cuenta en el momento de elegir un caballete es el tipo de accionamiento que utiliza:

  • Caballetes con movimiento por presión: Esta categoría no se sugiere para lienzos muy pesados puesto que es el menos seguro de todos. Estos caballetes usan unos tornillos cursos para fijar la base del lienzo y si no lo hemos apretado bien corremos el compromiso de que un lienzo muy pesado logre mover el sustento hacia abajo, (se basa en la fuerza manual para la seguridad del soporte).
  • Caballetes con fijación por cremallera: Estos caballetes tienen un gatillo de acero en la base que encaja en una cremallera de metal. Así, puedes regular la altura de forma sencilla y con un procedimiento muy seguro y permanente.
  • Caballetes con accionamiento por manivela: Sistema semejante al previo, estos caballetes constan de un sistema de elvación que se acciona por medio de un sistema de manivela. Así, el movimiento es más despacio, se puede dejar en algún altura deseada y se ejecuta con un esfuerzo bastante menor.
  • Caballetes eléctricos: En relación a estos, son los modelos de gama más alta y solo tienden a ser usados para montar lienzos muy enormes y pesados. Por medio de su sistema, aceptan nivelar su altura y ángulo solo con apretar un interruptor.

Especialistas en Caballetes de Pintura

Todo artista que está en el sendero de desarrollar su imaginación, necesito trabajar en un ámbito interesante y práctico, y un elemento importantísimo entre sus utilidades de trabajo que nunca debe faltar es un caballete de pintura.

Te alcanzamos los caballetes de pintura de mejor calidad para llenar tu estudio o cuarto de trabajo a los especiales costos en tiendas en línea.

Qué tipos de caballete para colorear puedes comprar

Un caballete para colorear puede estar diseñado de muchas formas y para bastantes usos, cómo aguantar el lienzo, los libros de bocetos, avisos, pizarras, plantas de proyección, para una exhibición de pintura, etc… Aquí tienes una agrupación para que encuentres el que necesitas de forma sencilla

Marcas de caballetes de pintura

ArtCreation, Mabef, Reig, Talens, Totenart, Daler-Rowney, y muchas otras:

Cómo seleccionar un caballete de pintura

Un modelo perfecto para los artistas que están empezado, y que hay de tres tipos:

  • Trípodes: el modelo de caballete para colorear más tradicional, cuya composición está formada por 3 postes verticales unidos en la parte más alta. Fabricados en madera de pino encerado o de haya, proponen al pintor la oportunidad de regular la altura y la inclinación, y tienen una leja, balda o base dónde dejar los lápices, carbonillos, pinceles, la paleta, etc…

Solemos decantarnos por uno de estos modelos gracias a que son muy rápidos, pero los más livianos (por debajo de los 1500 gramos) van a tener inconvenientes de seguridad.

Si estas buscando un modelo que no te realice fallar cuando estás pintando, busca un modelo versátil, barato y que ocupe poco espacio. Su peso tendrá que estar cerca de los 2250 y 2500 gramos de peso.

Además actualmente se tienen la posibilidad de adquirir modelos de madera además muy livianos. Los pintores más habituales y buscan un modelo donde apoyar su caja de pasteles, disfrutarán de estos modelos de caballetes de madera de campo.

  • Cajas caballetes y atriles: Un modelo de caballete plegable comunmente fabricado en madera, y da en la oportunidad de transportar pinturas, lápices, acuarelas, y todo lo que requiere el pintor dentro suyo, por medio de sus cajones porta pinceles. Eso si, no tendrás la posibilidad de meter dentro suyo botes de aguarrás o tubos de pintura de 200 ml.

Integran cierres de seguridad, de esta forma como asa de transporte o inclusive un sistema tipo bandolera, y son impecables para trabajos al óleo o acrílico. Por contra para proyectos en acuarela o pastel vas a necesitar uno de más grande porte y seguridad.

Estos modelos de caja caballete se mueven en una gama de pesos de entre 4 y 6 kilos, a eso que tienes que agregar el material que vas a llevar dentro.

Presta atención en que las bisagras de apertura sean de excelente calidad, y que tenga bandejas interiores resistentes y adaptables a tus pretenciones.

Recalca el modelo Soltek Pro, un modelo para los pintores más sibaritas dado que su precio no es económico, pero es un atril de pintura que vale lo que cuesta.

  • Cajas Pochade: aparentemente una maleta de madera cuando están cerradas, estos maletines integran dentro suyo todo lo primordial para colorear proyectos en formatos de papel y lienzos chicos, oséa, son la preferible alternativa cuando tu trabajo se ejecuta en hojas de papel sueltas, tablillas enteladas o sobre blocs.

Proponen la virtud de que las tendrás la posibilidad de utilizar como un atril de sobremesa o como complemento a otro trípode de pintura, y dentro suyo tendrás la posibilidad de llevar todo lo primordial para montarte un reducido estudio en algún rincón. Algunos modelos integran un sistema que impide que se caigan las pinturas cuando lo abras, por medio de una tapa que de forma simultanea se puede utilizar como paleta.

Si estás cansado de adquirir caballetes que en unas unas semanas tienen inconvenientes de seguridad y ajuste, es primordial que te fijes que su composición esté fabricada con materiales de la máxima calidad, de esta forma cómo la tornillería, piezas y que resto de piezas como las ruedas, pletinas, frenos, trinquetes, bisagras… sean de calidad aceptable.

Un caballete es un mueble para colorear fabricado comunmente en madera, aunque además hay de aluminio y acero.

La gama de caballetes metálicos son los más resistentes, y son impecables para llevar al exterior, o para ofrecerle un uso intensivo en academias de arte, facultades, en esas sesiones donde pintas cuadros abstractos modernos, etc… Un caballete fabricado en metal siempre va a ser menos atractivo que un vistoso caballetes de madera.

Más que nada si lo vas a disponer en tu estudio en tu vivienda, el caballete, del mismo modo que el futbolín de tus hijos o un carro de cocina, va a ser un mueble bastante más de la vivienda y uno de madera seguramente encaja muchísimo más con la decoración. Además encajan impecables con un teléfono obsoleto o poniendo sobre el mismo piedras energéticas.

Pero si vas a seleccionar un caballete de madera, va a existir que cerciorarse de si la madera fué tratada con aceite linaza, barniz o o si por el opuesto de los venden en madera al natural.

La mayor parte de firmas apuestan por la madera de haya y pino, aunque además se tienen la posibilidad de hallar modelos en bambú o Lyptus (una madera de brasil similar al eucalpitus). También importa entender el tiempo qué pasó desde la tala, si son en talas controladas, dónde tanto la aparición de resina, grietas, como la carcoma, ya están controladas por el desarrollador.

Los pintores más antiguos como Rembrandt, Van Gogh, Picasso, y varios otros ya usaban los modelos en madera y actualmente siguen siendo los más usados por expertos. Eso sí, ya les encantaría haber pintado confortablemente con un aire acondicionado portátil en estudio.

Según sistema de anclaje y movilidad de la bandeja

  • De cremallera y trinquete: La altura del mástil se ejecuta por medio de un sistema de cremallera, ofreciendo la oportunidad de además regularse el ángulo de trabajo. La altura va a quedar fijada con el trinquete. Comunmente integrar un sistema antivuelco, además de integrar 4 ruedas con tornillo de bloqueo y cajones portaobjetos considerables.
  • De manivela: La altura de estos modelos se ejecuta por medio de un sistema de manivela, logrando además regularse el ángulo de trabajo. Se debe tener precaución con los modelos de manivela que no tengan sistema de tornillo sin fín, dado que acostumbran ofrecer inconvenientes.
  • Eléctrico: Para los pintores que se lo logren aceptar y que trabajen con proyectos pesadas, la más grande tranquilidad de trabajo la van a encontrar través de un caballete con sistema eléctrico, para regular tanto altura como la inclinación. Tienen la posibilidad de ser con mando a distancia o por medio de un pedal en el del costado, la preferible alternativa para no irrumpir el espacio creativo del artista.

Cómo sostener mi caballete de pintor

Si eres uno de esos “pintores desastre” decántate por un caballete metálico, dado que son los que menos mantenimientos y cuidados requieren. Lo exclusivo que deberás tomar en cuenta es que si se desconcha de la pintura que trae protegiendo en metal podrían oxidarse.

Los caballetes de madera ya son otra historia. Ocasionalmente va a existir que hacerle un ajuste a la tornillería y tuercas, pero más que nada va a existir que proteger la madera si deseas que te dure varios años

Puedes utilizar aceite de linaza crudo cuando tú atril está fabricado en maderas naturales o con régimen de aceite, y si es un modelo que venía embarazado por el desarrollador aplica alguna clase de cera de abeja con los que me vas a dar que aparezcan grietas y la madera se deteriore.

La mejor web de ventas en línea de venta de caballetes para pintar

En nuestra tienda galería vas a encontrar los costos de caballetes para colorear más baratos y baratos en tiendas en línea. Acercamos toda la información para que consigas adquirir caballete para colorear cuadros que mejor se ajuste a tus necesidades: un caballete de pintura económico, practico y fuerte, que te dure varios años.

Pero caballetes de pintura baratos no supone que sean de mala calidad, dado que estamos trabajando con marcas dirigentes del área cómo ArtCreation, Mabef, Reig, Talens, Totenart, Daler-Rowney, firmas que apuestan por ofertar a sus individuos caballetes de colorear baratos y de la máxima calidad.

Ya busques un caballete de pintura para jovenes o uno de gama profesional, seguramente disponemos de un modelo para ti al precio más económico garantizado, por medio de nuestro proveedor Amazon.

Además, tendrás la posibilidad de tenerlos en el hogar en menos de 24 horas con portes gratis, sin obligación de desplazarte a tienas como Ikea, El Corte Inglés, Lidl o Leroy Merlíl.

 

Cerrar menú